Información para él

5 sencillos cambios en el estilo de vida

En el pasado, tanto los médicos como la población general consideraban la disfunción eréctil (DE) como una consecuencia inevitable de la edad. Sin embargo, los conocimientos de la función y disfunción sexual masculina son cada vez mayores y hoy tenemos mucha información disponible sobre este padecimiento que, si bien no es una patología de riesgo vital, sí afecta en un grado importante la calidad de vida y puede ser la primera señal de una enfermedad subyacente grave.

Es importante conocer que ciertas modificaciones del estilo de vida pueden tener el potencial de mejorar la DE. A este respecto, el portal de salud de la Universidad de Harvard ha publicado un artículo señalado que es posible mejorar la disfunción eréctil, realizando 5 sencillos cambios en el estilo de vida, que además ayudan a mejorar el estado de salud en general, los cuales mencionamos a continuación:
1. Empieza a caminar. Según el portal de salud de la Escuela de Medicina de Harvard, sólo 30 minutos de caminata al día se relacionan con una disminución de hasta 41% en el riesgo de presentar DE. Asimismo, mencionan que el ejercicio moderado puede ayudar a restaurar el rendimiento sexual en hombres obesos de mediana edad que presenten signos de DE.2
2. Come bien. El portal de Harvard hace referencia a un estudio publicado en el que se demostró que comer una dieta rica en alimentos naturales como frutas, verduras, granos enteros y pescado – con menos carne roja procesada, y menos granos refinados – disminuye la probabilidad de presentar disfunción eréctil. Pero también dan otro consejo muy importante: la deficiencia crónica de vitamina B puede contribuir a la presencia de disfunción eréctil, por lo que consumir un multivitamínico diario y alimentos fortificados con esta vitamina son las mejores apuestas para aquellos hombres que pueden tener problemas al absorber la vitamina B de la dieta, incluyendo muchos adultos mayores.2
3. Presta atención a su salud vascular. La hipertensión arterial, los niveles altos de azúcar en la sangre, el colesterol alto y los triglicéridos altos pueden dañar las arterias del corazón y del cerebro, pero también pueden dañar las arterias del pene, encargadas de producir y mantener una erección. Los niveles bajos de colesterol bueno (o colesterol HDL) también contribuyen al daño arterial. Por eso, los expertos de Harvard recomiendan consultar a tu médico para averiguar si tu sistema vascular y, por lo tanto, tu corazón, cerebro y pene, están en buena forma o necesitas realizar cambios a tu estilo de vida o, de ser necesario, consumir algunos medicamentos que mejoren éstos parámetros.2
4. El tamaño sí importa, así que ponte delgado y permanece delgado. Una cintura esbelta es una buena defensa contra la DE: un hombre con una cintura de 106 cm es 50% más propensos a presentar disfunción eréctil, que uno con una cintura de 81 cm. Perder peso puede ayudar a combatir la disfunción eréctil, por lo que llegar a un peso saludable y mantenerte así es otra buena estrategia para evitar o mejorar la DE, según recomienda la escuela de Medicina de Harvard. Además, deber recordar que la obesidad aumenta los riesgos de enfermedades vasculares y de diabetes, dos de las principales causas de DE. Asimismo, el exceso de grasa corporal interfiere con varias hormonas que pueden ser parte del problema también.2
5. Mueve los músculos, pero no estamos hablando de tus bíceps. La fortaleza de los músculos que forman el piso de la pelvis mejora la rigidez del pene durante las erecciones al prevenir que la sangre de salga del pene, presionando en una vena clave. El portal de Harvard recomienda realizar ejercicios de Kegel (que son ejercicios destinados a fortalecer los músculos pélvicos), por lo menos dos veces al día y combinarlos con cambios en tu estilo de vida (dejar de fumar, perder peso, limitar el alcohol), pues hacer todo en conjunto funciona mucho mejor que sólo cambiar tu estilo de vida.2
Como puedes ver, a pesar de que las causas de la disfunción eréctil son muy variadas, algunos hábitos bastante comunes en el estilo de vida, pueden tener un peso importante en el desarrollo y el mantenimiento de este problema. Considerar los pequeños cambios y las mejoras en tu estilo de vida que mencionamos anteriormente te puede ayudar a prevenir o combatir la DE, contribuyendo a tu bienestar y al de tu pareja.

Referencias:
1. Villamil Cajoto, I., Díaz Peromingo, J. A., Sánchez Leira, J., García Suárez, F., Saborido Forjan, J., & Iglesias Gallego, M. (2006, March). Disfunción eréctil: un problema poco valorado en Medicina Interna. Estudio de pacientes y medicación relacionada. In Anales de Medicina Interna (Vol. 23, No. 3, pp. 115-118). Arán Ediciones, SL.
2. Harvard Medical School. Five natural ways to overcome erectile dysfunction. Harvard Health Publishing, Trusted advice for a healthier life. Disponible en: https://www.health.harvard.edu/mens-health/5-natural-ways-to-overcome-erectile-dysfunction